martes, 21 de octubre de 2008

Wellcome to Peru - T4S

Ya estamos en Perú. Aeropuerto de Lima. Controles y más controles.

Estamos de viaje en Perú. Un grupo de representantes de l'Associació d'Amics del Bisbe Godayol (Pim, Teresa y Marcel) con una mini delegación del Ayuntamiento de Mataró (Dolors y yo) estamos de viaje en Perú para inaugurar dos residencias para estudiantes en el país andino.
De las mismas, si seguimos teniendo conexión, ya os iré dando detalles en los próximos días.
Hoy os explicaré la excursión por Barajas. Uno, que es un poco de pueblo, sabía que existía la T4, famosa por su inversión, modernidad, preparación y, desgraciadamente, por ser el lugar del primer atentado de ETA tras la tregua (rompió la misma) al colocar centenares de quilos de explosivos en su inmenso aparcamiento.
El vuelo Madrid - Lima salía a las 5 de la tarde. Para llegar al mismo, tuvimos que salir de Mataró a las 9 de la mañana.
El itinerario tiene su miga:


  • 08.50h: Vista Alegre: Iniciamos el camino. Voy solo.
  • 09.05h: (no es fácil circular por Mataró a esas horas, paso por delante de 4 colegios, en plena ebullición de criaturas, madres, padres, abuelos y abuelas) Ciutat Jardí: Recojo a Pim y Teresa, Teresa y Pim. Ya somos una expedición.
  • 09.10h: St. Pelegrí: Dolors nos espera. El coche se va llenando.
  • 09.20h: Les Tereses: Marcel acaba de componer el Dream Team del Perú. Ja hi som tots. Un amigo nos acompaña para devolver el coche a Mataró.
  • 10.50h: Aeropuerto El Prat: La C32 difícil y la Ronda de Dalt imposible hacen la primera parte del viaje larga, demasiado larga. Serán las ganas.
  • 11.05h: Colas para facturar en SpainAir (glupsss): El encargado se equivoca y la mitad de las maletas no harán el viaje directo a Lima, tendremos que recoger las otras tres en Madrid y volver a facturarlas. Qué guay...
  • 11.25h: Pasamos el primer control aeropuertario. Gente muy maja y comprensiva...
  • 11.40h: Puerta 31 de embarque: Breves momentos de descanso, de acopio de prensa, algún libro de última hora, al baño y a hacer cola para embarcar. Nos vamos pa' Madrí.
  • 12.30h: Embarcamos con tiempo suficiente. El avión arranca, y digo arranca y no que despega porque nos tiramos unos 20 minutos recorriendo las pistas de El Prat. Hay quien bromea con que vamos a hacer el camino por carretera...
  • 13.15h: Llegamos a Madrid - Barajas. El Barajas de siempre, el de toda la vida.
  • Llegada a Barajas. Frío, con nebulosa y feote como siempre

  • 13.40h: Recogemos las maletas que no deberíamos haber recogido, cuartito de hora esperando. Y aún tenemos suerte.
  • 13.50h: Tras una vueltecita por Barajas, salimos a la calle a esperar un Bus que nos llevará a la T4.
  • 13.55h: Llega el Bus y a toda velocidad hacemos diez quilómetros saliendo incluso a una autovía para llegar a la T4.
  • 14.10h: Llegamos a la T4. Inmensa. Majestuosa. Imponente. Un poco en el medio de la nada. Es lo que tiene la Meseta.
    La nueva terminal T4. Impresionante, majestuosa.. y grande, muuuuuy grande
  • 14.20h: Pasamos otro control dentro de la T4. Ya van dos.
  • 14.30h: Tras preguntar tres veces y andar un poquito bastante, llegamos a los mostradores de facturación de LAN, la aerolínea que nos llevará a Lima.
  • 14.50h: Logramos facturar. Muy amables, pero lentos como Sanchís en su mejor época.
  • 14.55h: Vemos un cartelito dónde pone que hasta nuestra puerta de embarque hay... 35 minutos!!! buffff...
  • 15.10h: Tras informarnos, bajamos cuatro pisos para coger... un tren interno! 6/7 minutos en el mismo nos lleva a la que ellos llaman T4S (Satélite). Alguien sabía que existía la T4 Satélite? Yo no, los de pueblo esas cosas nos vienen como que muy modernas...
  • 15.20h: Una vez en la T4 Satélite (en adelante la T4S), otro cartelito nos advierte que para llegar a la R12, nuestra puerta de embarque, restan 17 minutos. Pues nada hombre, a andar un poquito, que va bien para el corazón. Por suerte la última zona está repleta de cintas transportadoras... Nos quedamos en la penúltima, que el restaurante nos acaba de convencer para comer.
  • 15.45h: Comida:Un bocata reparador, no por hambre, si no por el esfuerzo... Ni la Caminada per l'Alzheimer duró tanto! (yo no pude hacerla, ya sabéis, mis isquiotibiales). Por fín algo de descanso. sobremesa de chafardeo de Mataró (sanísimo), café y Santornem-hi.
  • 16.25h: Colas para embarcar. El paisaje fisonómico empieza a cambiar. Las teces morenas dominan sobre el resto.
  • 17.00h: Última fila. Vamos, que si pasa algo no nos libramos ni de broma. Al menos estamos cerca del baño, por si hubiere urgencias... Eso sí, cada vez que sale alguien del mismo, el pérfume que nos embarga es... no sé cómo definirlo...
  • 17.15h: El avión se apresta a despegar. Rápido y eficaz. Todo un ejército de azafatas y asistentes nos ayudan en la acomodación al mismo. Todas estadounidenses que hablan perfectamente el castellano. Imagino que en su país son "latinas". Nos esperan, me dicen, doce horas y media de vuelo por el Atlántico. La pantallita del respaldo del asiento delantero hace que el vuelo casi, casi se nos haga corto. Tres películas, un poco de zapping por todo el menú (audio, películas, documentales, series, juegos...), un capítulo de CSI, dos de House (todo doblado en "sudamericano". Nos entendemos, verdad?)
  • 04.30h: Aterrizamos en Lima. Aterrrizaje suave, perfecto. Da gusto viajar en esta aerolínea: LAN. Ojalá todas fueran así.
  • 04.50h: Pasamos otro control. Éste, de entrada.
  • 05.00h: Bajamos del avión, esperamos las maletas, pasamos otro control, cambiamos el reloj, son 7 horas menos, y de golpe y porrazo ya son las diez de la noche, después de la espera casi las once. Lo primero que vemos "Wellcome to Perú". Las primeras decenas de carteles todas en inglés, imagino que en "deferencia" al turista yankee.
  • 05.50h (22.50h hora local): Nos espera una furgoneta que, tras un buen rato, nos lleva hacia el Hostal Porto, en el barrio de Miraflores, en Lima, muy cerquita del Pacífico, a dos manzanas. Cambios impresionantes en las fachadas de una manzana a otra, parecen ciudades diferentes entremezcladas todas en una. Edificios abandonados se mezclan con otros con recién estrenadas luces de neón que invitan a comer pollo o pizzas, cambiar dólares, saunas, muebles, coches y todo aquello que invite a gastarse el dinero.
  • Cartel de bienvenida de la delegación. El referente, como no, "Pin" Montserrat

  • 23.30h (hora local ya asumida): Llegada al Hostal. Rápido chek-in, y para la habitación a descansar. TVE Internacional me ayuda a ponerme al día y a dormirme, que alguna cabezadita en el avión y el cambio horario no lo hacen fácil. Hace frío. Estamos en Primavera.

Bona nit!

Hoy, a la espera del vuelo que nos llevará a Juliaca, otra escala, aprovecharemos para ir a visitar la Casa de Catalunya en Lima antes de ir al aeropuerto... de nuevo!
Fins demà!

2 comentarios:

Un patidor del transport públic. dijo...

Com és que a les 9:05 la circulació a Mataró és dificultosa?

Perqué una delegació de l'Ajuntament de Mataró no va en transport públic? Surten molt aviat els trens. I per estar a les 11h a l'aeroport, les 8h són més que de sobres. O potser teniu por de que falli el transport públic?
Molts ciutadans aposten pel transport públic, i patim les conseqüències.

Per cert el bus nocturn de Barcelona a MAtaró funciona correctament?

Charli dijo...

De veritat que això ha esta l'únic que t'ha interessat del post? doncs bueno, el teu parer... Imagines 5 persones amb onze maletes més les bosses de mà al Rodalies direcció aeroport? Jo no, per això un amic ens va fer el favor de portar-nos tots alhora. No dubto del mal funcionament dels transports públics interurbans, però tampoc penso que estiguin tan i tan malament. Has anat amb els rodalies pels voltants de París o de Roma?
El bus nocturn funciona un cada hora, com sempre. Gràcies pel teu comentari.