viernes, 2 de marzo de 2007

David Bote

Bote Votando en el XIIIè Congrès JSC
Aprovecho la oportunidad que me ofrece David Bote, compañero de JSC, amigo especial, raro, friky, pero con un corazón que no le cabe en el pecho.
Es de esas personas que siempre necesitan un cuidado especial, pero que, cuando se lo das, notas que está súperagradecido. E incluso se molesta si no puede corresponderte. Repito, alguien especial.
Pues decía que aprovecho que nos manda una poesía para completar el meme de Joana de hace unas semanas para ir haciendo rinconcitos de poesía.
Gracias David, es preciosa.

Al pensamiento
que se sucede
a las gotas del reloj
que suenan en el vacío de una habitación,
en caída libre en los charcos del pasado,
en esos que llueve sobre mojado.

A una ventana abierta
que deja pasar la luz del sol,
que llena mi corazón de aire fresco.
A esa ventana azul en el día,
negra en la noche,
punteada, maquillada con purpurina.

A esa ventana al jardín,
a esa ventana que yo puse ahí.
A ese invento, a esa frontera,
ser feliz no es saltar al jardín,
ser feliz es ir más allá,
eliminando no la ventana,
sí la pared.
Las esencias no se buscan,
se aceptan.
Somos y sabemos.

Estados permanentes.

A todo eso y más,
espacio tiempo
les niego su eternidad.
A todo eso y más,
les pongo a jugar,
a jugar en este juego escrito
para buscar la realidad,
para forjar la libertad
y poderte a ti y a mi
regalarte algo más que una constante.
Un poquito más, que es mucho,
un proceso para los dos,
un proceso que se sucede,

un pensamiento que vive,
un pensamiento que es,
esencia cautiva que miro al revés.

2 comentarios:

Joana dijo...

Bueno.. je je...
si al final va a resultar que hay un corazón bajo ese corpachón mazizote!
Grácias por añadirte a la ola poética...
Petonet.

Naya dijo...

Hace unos días yo también recibí esta poesía de David.

Me gustó mucho y reconozco que me sorprendió. Por culpa del frenesí diario en el que me muevo últimamente no se lo he dicho, pero esta poesía me encantó. Y releyendola con calma, uno descubre en sus versos el reflejo de la forma de ser y de pensar de David.

Si es que al final, todos somos un poco poetas.